jueves, febrero 02, 2006

Impotencia

A veces me pregunto como he acabado estudiando lo que estudio o si seré capaz de desempeñar mi trabajo cuando llegue el momento con la suficiente sangre fría. El sufrimiento de los animales me afecta tanto o más que el de los niños, y más de una vez me han acusado personas "bienintencionadas" de poco más que hereje por poner ambos al mismo nivel. pero no puedo evitarlo, creo que no hay nada más indefenso en este mundo ante el maltrato que un animal o un niño...

Todos los veranos se repite la misma historia: la gente se va de vacaciones y antes de buscar un lugar o una persona con quien dejar a la mascota o adecuar su destino para poder llevarla con ellos, dejan al perro o al gato a un lado de la cuneta. Resulta que el perrito de Scottex crece y se convierte en un animal de 30 kilos que ocupa espacio y requiere tiempo, atenciones y dinero. Todos los veranos lo mismo... todos los veranos el lema de "Él nunca lo haría"

El abandono es un crimen repugnante pero también hay otras pequeñas formas de ser cruel y de condenar a nuestra mascota a la muerte. Lo ilustraré con un ejemplo.

Hace dos semanas tuve prácticas en la clínica de la facultad y nos trajeron a consulta a un perrillo al que se había operado de cataratas hacía tres semanas. En principio, una ya sabe que los dueños de ese animal le tienen el suficiente cariño como para gastarse en la operación y el postoperatorio un buen pico, porque más de un propietario deja que el perro se quede ciego de un ojo por aquello de que aún le queda el otro sano y con el olfato ya se apañará, no?? Que para algo es un perro.

El problema de este chucho no era precisamente el ojo, que se estaba recuperando de la operación fabulosamente, si no los efectos secundarios de la medicación para el postoperatorio. Para evitar que se formaran adherencias en las estructuras del ojo que pudieran echar por tierra los resultados de la operación, se le habían dado antiinflamatorios a dosis muy altas... con la aparición de una diabetes que había pasado desapercibida hasta entonces. El pobre bichejo tenía el azúcar por las nubes, con la inevitable deshidratación. Se le recetaron inyecciones de insulina dos veces al día, y se dijo a los dueños que procuraran que el pobre se alimentase y bebiese y a ver que pasaba.

Cuando yo vi al perro llevaba ya una semana siendo pinchado regularmente. Al menos eso decían los dueños, porque el animal no se tenía en pie, estaba más seco que un pellejo de vino tras pasar por la tuna y el azúcar había evolucionado en una semana de 340 a 360 mg/dl.

Ante semejantes evidencias, nuestra profesora torció el gesto y, como los dueños no estaban ahí (habían mandado al bicho a revisión por medio de intermediario), aprovechó para comunicarnos sus sospechas. Los propietarios no medicaban al perro con insulina, era evidente, probablemente porque les daba reparo pincharlo (no sirvió de nada decirles que la inyección es subdérmica, que el bicho ni siquiera lo sentía...) y pensaban que su perro, con una edad de 5 años y una esperanza de vida de 7 más, iba a representar muuucho trabajo y una atención extra. En resumidas cuentas, que lo estaban dejando morir poco a poco.

Mientras ella comentaba eso yo no dejaba de mirar al perro. Era un chucho de estos pequeños, ni muy guapo ni muy feo, que no podía con sus patas. En cuanto le dejábamos tranquilo, el pobre se tumbaba con un suspiro de agotamiento que te partía el alma y juro (y ya podeis pensar de mí lo que querais, que no me importa) que cuando me miró con aquellos ojillos tristes y resignados, se me saltaron las lágrimas.

Esa es otra forma de matar, otro abandono que no entiendo ni comprendo ni excuso, porque si no te ves con fuerzas para ocuparte de tu mascota y no puedes encontrar un nuevo hogar para ella donde vayan a atenderla en condiciones... al menos ten la decencia de ahorrarle una lenta y larga agonía. Para algo, y es cruel decirlo y sé que suena fatal y que os estais llevando las manos a la cabeza, está la eutanasia.

A veces, ya os digo, me pregunto si tendré el temple necesario para llevar a cabo mi trabajo...

2 Comments:

  • At 1:30 p. m., Blogger Selara Majere said…

    Ya sabes que yo tengo el mismo problema, no soporto que se haga daño a seres inocentes (los humanos adultos no son mas que un virus no cuentan como inocentes). Y tambien conoces mi reaccion..., de forma racional, es uan suerte que hagas tu ese trabajo, pro cariño tu si sabes lo que haria yo verdad? en resumen, me temo que siempre sera asi, por que tu trabajo, el que has elegido es cuidar sanar y dar una vida mejor a los animles, y el resto de los humanos no entienden eso, asi que perteneces a una minoria, que sufre, y no se traga esa maravillosa frase de la biblia, Dios proveera(como alegato en contra la protección de especies), nos "regaló" lso animales para que nos sirvieran. Hace poco aprendi a revatir con sus propias armas, bueno, aprendia a tener paciencia y no mandarles a la mierda, y entonces me vino a la cabeza "Dios ayuda a quien se ayuda a si mismo".

    No lo soporto, me llevan todos los demonios, y al final me pierdo.

    Me pregunto por que no hacen algo parecido a al seguridad social, para tener un animal tienes que pagar un poquito cada mes, al gobierno, asi se matarian dos pajaros de un tiro, solo la gente que de verdad queire un animal lo tendria, todos tendrian identificacion y el que no cumpla con su obligacion seria multado, una seguridad social zoologica.

    Como es posible que si un niño meutra señas de malos cuidados, el gobierno se lo quita directamente a lso padres, peor si un animal muetsra señas de maltrato, pasa olimpicamente?

    Personalemte cariño, ya sabes lo que pienso sobre esa gente que te llama hereje. Quien se creen que son. El ser humano no e smás que otro animal, y por loq eu demuestra cada dia, el peor que podria haber evolucionado.

    Ves no es malo que cuelgues estos posts, lo malo e suq eno tenga un sparring adecuado cerca cuando lo haces :D

    Precisamente tu eres al única que hace cada día un poquito por cambiar eso, y no puedes salvar el mundo peor si hacer que lso bichitos que caigan en tus manso sufran menso y tengan uan vida mejor, o una muerte digna.

     
  • At 11:49 p. m., Blogger Korkuss said…

    Que mal niña, creo que no se puede agregar mucho. Besos

     

Publicar un comentario

<< Home