martes, junio 02, 2009

Sección poemas II

Bueno ya sé que ahora tocaba cualquier otra cosa o una de héroes, pero estoy poética, permitidme la licencia. Otra bonita Rima de Bécquer. Me gustaría que lo tomasen como respuesta todos aquellos que se sorprenden o asustan, cuando adivino sus pensamientos.



Yo sé cuál el objeto
de tus suspiros es.
Yo conozco la causa de tu dulce
secreta languidez.
¿Te ríes?... Algún día
sabrás, niña, por qué.
Tu acaso lo sospechas,
y yo lo sé.



Yo sé cuándo tú sueñas.
y lo que en sueños ves:
como en un libro, puedo lo que callas
en tu frente leer.
¿Te rías?... Algún día
Sabrás, niña, por qué.
Tú acaso lo sospechas,
y yo lo sé.



Yo sé por qué sonríes
y lloras a la vez.
Yo penetro en los senos misteriosos
de tu alma de mujer.
¿Te ríes? ... Algún día
sabrás, nina, por qué.
Mientras tú sientes mucho y nada sabes,
yo que no siento ya, todo lo sé.